martes, julio 11, 2006

CSI BERLÍN

Un misterio.

Zinedine Zidane fue el gran ausente en el pasillo de los vestuarios tras la final del Mundial. Nadie ha podido hablar con el ya ex jugador francés, para preguntarle qué fue lo que hizo que se le cruzaran los cables en el peor momento….. Hasta ahora, tampoco el futbolista italiano había hecho ningún comentario al respecto, ya que el domingo salió del vestuario al son de la canción italiana del Mundial con unos cascos puestos, para evitar responder a los periodistas. Es por esto por lo que se dispararon todo tipo de especulaciones..... pero nosotros los recinteros......... QUEREMOS SABER!!!

En televisión sólo se ve un leve forcejeo entre Materazzi y Zidane en el área italiana, y luego los dos se retiran. Zidane corre un poco, se pone frente a frente con su oponente, y lo embiste con un fuerte cabezazo que impacta en el pecho del italiano. Tooooma castaña!!!Por fin el central italiano ofrece su versión del incidente en las páginas de La Gazzetta dello Sport:

“Le insulté reaccionando ante una actitud extremadamente arrogante. Le agarré la camiseta únicamente durante unos segundos; él se giró hacia mí, me miró de arriba a abajo de manera arrogante y me espetó que si quería su camiseta, ya me la daría después del partido. Yo le respondí con un insulto”.

Ante la intriga acerca del insulto proferido, surgen especulaciones varias, basadas en la lectura labial que puede verse por televisión.
Éste es un procedimiento cada vez más extendido, y que en España se ha utilizado incluso para transcribir los comentarios íntimos entre Don Felipe y la Leti el día de su boda.
Los “CSI” en Argentina han leído en los labios de Materazzi "argelino de mierda". Los de Brasil aseguran que llamó "prostituta" a la hermana de Zidane.
En otros medios de comunicación cobra fuerza la hipótesis de que el insulto fuese dirigido a la madre del francés, que se encuentra en un estado muy delicado de salud. Y por si estas hipótesis no bastasen, algunos periódicos franceses y británicos afirman que le llamó “sucio terrorista” y/o “terrorista islámico”…. Insultos hay para elegir… De una forma u otra… habrá que aprender a leer los labios mejor!!

Preguntado por el insulto que le profirió, Materazzi no ha querido despejar la gran incógnita: “Fue un insulto de aquellos que se dicen docenas de veces en los terrenos de juego”, ha dicho en un intento de quitarle hierro al asunto. Lo que sí que hizo fue negar rotundamente el haberle llamado terrorista: “Soy un ignorante y no sé qué significa terrorista o islámico”… (...coño, pues búscalo en google!!……..)

La versión de Materazzi, aunque incompleta, tendrá que cotejarse en unos días con la que ofrezca Zidane, que sigue guardando un escrupuloso silencio sobre lo sucedido en su último día como futbolista en activo. Lo único que sí ha trascendido a los medios, es que pidió perdón por lo sucedido a sus compañeros de equipo en el vestuario, y que reconoció estar arrepentido por su conducta….

La verdad es que es una pena que un genio del fútbol se haya despedido de la forma más lamentable posible. Está claro que es difícil guardar la compostura ante cualquier insulto, pero ni siquiera eso es justificación para una reacción tan desmedida. Y más por parte de un futbolista curtido en mil batallas, que habrá tenido que aguantar todo tipo de gestos, palabras y acciones a lo largo de su carrera, y que, no olvidemos, se encontraba en ese momento liderando a su selección en la final de un Mundial.

Lo peor, es que no es la primera vez que a Zizou se le cruzan los cables. Podría hacerse un vídeo con sus "idas de olla", porque han sido varias a lo largo de su carrera. Cuando jugaba en la Juve, hace seis años, propinó un fuerte cabezazo a un futbolista del Hamburgo en un partido de Liga de Campeones. Fue sancionado con cinco encuentros. También en esa época el Deportivo sufrió los cabreos de Zidane, con una fuerte patada o pisotón a un deportivista, que le acarreó otra suspensión. En el Real Madrid hemos vivido alguna que otra cruzada de cables del astro, que tiene el dudoso honor de ser uno de los pocos futbolistas que ha sido expulsado dos veces en un Mundial. Y es que en la anterior cita mundialista también vio una roja que le privó de jugar todos los encuentros. A pesar de todo... ha sido nombrado mejor jugador del Campeonato y balón de oro….. lo cortés que no quite lo valiente….

1 Comments:

At 12 julio, 2006 10:32, Anonymous el tigre transalpino said...

¡Qué bueno! objetivo y bien documentado, nos tenías engañados con tu aversión al fútbol…
Es cierto que Zidane es un crack y los italianos siempre han sido marrulleros, pero…Lo que es una vergüenza es lo que hace algún que otro periódico (no sólo deportivo), disculpando al agresor y echando porquería encima del agredido sin saber de verdad lo que ha pasado. El fútbol es así! Forza Depor
PD: divertido blog, félicitations

 

Publicar un comentario

<< Home