viernes, julio 28, 2006

FLASHBACK NOV´01

A veces me agobio sin saber por qué.
Sé que el trabajo no es más que un medio para comprar aquello que deseamos. No es un fin, es un medio, pero agobia. Te agarra del cuello y te ahoga.
Quiero desconectar y sentirme relajada, pero no puedo. Tengo que cerrar los ojos, relajarme, ... Tranquilidad. Tanto y tan poco. Muy difícil de alcanzar.

Estoy contenta conmigo misma.
Lo he pasado realmente mal pero agradezco esos meses de angustia. Estuve sola, y triste. No quería estar sola, pero tuve que acostumbrarme. Aprendí a estar conmigo. Me conocí un poco más. Siempre estábamos las dos, mano a mano. Yo le contaba mis angustias, y ella me escuchaba. Un día me acarició la cara y me dijo mirándome a los ojos que nunca iba a dejarme sola. Iría conmigo donde quiera que fuese y nunca me soltaría. Me acarició el pelo cuando estaba falta de cariño. Me dio ánimos y palabras cálidas cuando estaba hundida y se rió conmigo los días en que salía el sol.
Me demostró que no hay nadie en este mundo tan fiel a uno mismo como uno mismo. Es un instinto básico de protección. Como una madre abraza y cubre a su hijo, así nuestro espíritu se vuelve coraza contra los dardos que nos asaltan en el camino de la vida.
Sé que a todos nos suceden cosas traumáticas en la vida. Algunos, muy pocos, se quedan sentados en el camino, y no vuelven a levantarse.
No quieren hacerlo. Temen demasiado volver a tropezar y hacerse aún más daño. Y se rinden.
Se quedan muertos en vida, en medio del camino. Se compadecen y viven traumatizados y felices en su miseria.
El resto, después de compadecerse lo justo, o más de lo justo de su dolor, acaban empaquetando lo poco entero que les queda, y los trozos del resto en su mochila; se la ajustan bien a la espalda y deciden seguir su camino. Decisión correcta.
El reloj no se detiene y quedan tantas cosas increíbles por vivir, por sentir... que sería estúpido renunciar a todo por no volver a sufrir.
Ahora estoy bien conmigo misma. Podemos hacer planes sólo las dos, porque nos entendemos. Nos hemos dado una oportunidad y ha merecido la pena. Ya no me angustia la soledad. No huyo de ella. La busco.
No puedes estar con nadie cuando estás vacío. No tienes nada que dar, y no puedes pretender recibir algo a cambio cuando estás tan hueco que sólo puedes dar silencio y lágrimas.
No funciona nada que valga la pena sobre esa base. Es una hipótesis demasiado egoísta.
Primero debes llenarte para tener algo que ofrecer. Sólo en ese momento podrá surgir la chispa que enciende el motor. Y esa chispa surge de una fuerza... Pura física.
Sin fuerza no se arrancaría jamás, y en la soledad, en el mundo de los hundidos, no hay fuerza. Sólo se oyen gemidos y lamentos.
Hay que luchar por escapar del túnel. Antes de que el dolor se acomode en tu interior y eche raíces. Hay que correr lo más rápido posible en otra dirección cuando todavía hay tiempo.
Y para llenarse, hay que pasar muchas horas con uno mismo.
Todavía me falta mucho. Pero hago mis progresos, y eso me llena. Estoy avanzando. Hacia delante, dirección correcta. Me alegro. Estoy orgullosa. Todo va saliendo bien.
Atrás quedó el pozo sin fondo, la oscuridad y sobre todo el maldito calendario que me absorbía sin compasión. Ya no veo sólo números: veo días. Unos mejores que otros, pero días al fin y al cabo.

Estoy furiosa conmigo misma.
Soy cobarde. No puedo, no me atrevo a coger las riendas de mi vida. Demasiada presión, demasiada responsabilidad.
Prefiero dejarme llevar por la ola... aunque al final acabe rompiéndose encima de mí, de mis sueños, y todo se pierda entre la espuma.
Sé que tengo que nadar en la dirección que deseo, pero donde yo quiero ir está pasado el horizonte, y me da miedo perder la orilla de vista.
Sé que debería arriesgarme, perder el miedo y ponerme a nadar de inmediato, pero tengo miedo. Me asusta demasiado no encontrar lo que busco, e intentar volver a mi playa y descubrir que ya no puedo volver a ella: no he hecho lo correcto, lo que se suponía que debía hacer, lo que se esperaba de mí. Volvemos a lo de siempre: la sociedad (¿y a mí qué me importa? Pero me importa, me marca, me define...)
¿Y si me echo a nadar y descubro que no encuentro lo que busco? Quizás mi vacío interior se agrande con cada búsqueda fracasada.
El tiempo no perdona, y el mundo no acepta a los mediocres, a los fracasados.
Además, tampoco tengo demasiado claro hacia dónde quiero nadar: adónde quiero llegar.
Sin metas no hay objetivos, y sin objetivos no hay fuerzas. Sin fuerzas no hay chispas, y sin chispas no hay vida.
El tiempo consume la esperanza, y dentro de unos años tal vez no tenga la fuerza suficiente como para nadar. Sé que es el momento de empezar, pero necesito un faro que me indique el camino, y ninguno se enciende.
Tal vez, el día menos pensado, durante la noche, un día de niebla y tormenta, me lance a por mis sueños, y seguramente acabaré ahogada en medio de algún mar desconocido; pero al menos en la caída hacia el fondo podré decir: Lo hice!!

6 Comments:

At 28 julio, 2006 13:56, Anonymous abenamar said...

Me ha gustado mucho
La primera parte es muy triste.
La segunda es como la vida.
La tercera?

 
At 31 julio, 2006 13:09, Anonymous Afrodita said...

Me ha encantado.
El mundo no es de los cobardes ni de los que se esconden, sino de los que luchan y se levantan después de cada caída. No hay nada más triste que estar muerto en vida, no tener nada de que arrepentirse, no haber llorado nunca porque alguién te destrozó el corazón o porque has hecho algo que nunca podrás reparar.
Hay que vivir cada segundo, cada minuto porque mañana puede ser demasiado tarde.
Aún los días más oscuros y tristes terminan y como dijo la gran Escarlata O´Hara: Mañana será otro día

 
At 31 julio, 2006 16:23, Blogger Low Rita said...

jeje.. muy buena la alusión a la gran Escarlata! Cómo me gusta esa peli! Y cuántas veces habré dicho yo ante un problema (antes de acabar rallada por completo sin alcanzar una solución): "Ya lo pensaré mañana"!!

 
At 07 agosto, 2006 04:29, Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

 
At 11 agosto, 2006 20:22, Anonymous Anónimo said...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

 
At 17 agosto, 2006 03:20, Anonymous Anónimo said...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

 

Publicar un comentario

<< Home