sábado, noviembre 25, 2006

PURA SANGRE VIGUESA

Es curiosa la facilidad de adaptación que tenemos los humanos.

Llevo poco más de 2 años en Coruña (perdón, en LA Coruña) y me siento como en casa, como si hubiera vivido aquí toda la vida.
Y siempre que voy a Vigo, me da pereza emprender el camino... hasta que llego.
Es entonces cuando me salta la vena “patriota”y recuerdo que es ahí donde está mi casa. Y no me quiero volver. Hasta que llego otra vez a Coruña y vuelvo a sentirme a gusto.
Pues naaada..., será que soy tan conformista que puedo ser feliz en cualquier ciudad. (Bueno..., siempre que tenga mar, claro!).

El caso, es que ayer, después de 2 horas infernales de conducción bajo la lluvia, cuando por fin llegué a Rande, hice lo que siempre hago: en lugar de seguir hasta casa por la autopista (Nigrán), me desvié para entrar en la ciudad. Viernes, 21:00 de la noche, tráfico al máximo apogeo en el centro... pero no me importaba, no tenía prisa. Y me encanta ver qué nuevos sitios han abierto, ver si veo a alguien conocido por la calle, .. en definitiva, revivir todos mis recuerdos, que se concentran en esta ciudad.

Y lo increíble es que siempre se me vienen a la cabeza cosas diferentes. Recuerdos que creía olvidados, y cien mil situaciones en cada punto de la ciudad.
Desayunos, comidas, cenas y bocatas a las 6 de la mañana en una ristra de sitios.
Clases particulares de estadística y matemáticas financieras en la academia CyL.
Un montón de horas en el Flunch preparando algún examen.
Paseos por Samil y el Castro: a veces contenta, a veces triste. Llevando coletas con mis padres, o estrenando novio...
Visitas a Cabo Estay, llamadas desde un montón de cabinas, paradas de autobús...
Camino de Playa América dispuesta a hacer algún botellón, o a dar un paseo, o a ir a la playa.
En definitiva: segundos, minutos, horas, días, semanas, meses, AÑOS.
Mi vida entera en estas calles, en esta ciudad.

Y.. dónde van todos esos años? Qué hay de esos recuerdos?
Si no hiciera esa ruta nunca más... ¿a dónde irían? Desaparecerían?

No sé, es triste pensarlo... Y también da mucha pena darte cuenta de todo lo que ha quedado atrás, todo lo que has vivido, y todo lo que eras, y que ya nunca más va a volver. Ya son sólo recuerdos. Pasado.

Creo que a veces, ilusionados por el futuro, por lo que está por venir y desconocemos... pasamos página demasiado rápido, con demasiada decisión, sin saborear lo que se puede vivir en ese momento.
Y muchas veces también, cuando todo ha pasado, tampoco miramos atrás.... Y hay que hacerlo. Porque el pasado, los recuerdos y esas horas-días-años en esas calles, son parte del puzzle personal de cada uno.

Y sí.
Me imagino que esto es lo que algunos llaman “raíces” o “morriña”, y que... fíjate por dónde... yo pensaba que no tenía.

21 Comments:

At 26 noviembre, 2006 11:48, Anonymous melisa malasaña said...

Cuando viví en otra ciudad que no es la mía (durante 2 años), sentía algo parecido. Supongo que será esa morriña de la que hablas, que existe quieras o no, como cualquier otro sentimiento. Igual que la nostalgia. Después volví a la mía y me quedaron buenos recuerdos de la otra. Bonitas ciudades, las conozco bastante, muy diferentes y a la vez similares, Vigo me parece más alocada que La Coruña, por lo poco que ví.
De todas maneras es una suerte poder estar bien en las dos.
Me gusta tu blog, te felicito.

 
At 26 noviembre, 2006 12:40, Blogger Leon said...

lowrita is alive!!!! milagro milagro!! Doctor, pensé que lo perdíamos...
lo que cuentas es muy interesante. Yo no he llegado a vivir en Vigo como tal, (siempre que no consideremos casi tres meses en el NH vivir claro) me parece una ciudad curiosa, con muy buena vida nocturna, pero que "se quiere muy poco a si misma". Estando en la ría tan bonita en la que está hicieron edificios demasiado feos. Una parte importante de mi pasado está allí (piezas del puzzle que tan inteligentemente llamas) y parte del presente. Alguna que otra gran amiga mía es viguesa. Me ha hecho recordar una cita tu post, y buscaré para poner algo en el mío. Obrigado low,

 
At 27 noviembre, 2006 11:54, Anonymous Pikifiore said...

Hoolaa!¡que bien que hayas escrito!uff, pues yo de morriña ando sobrada,y eso que no he pasado largas temporadas fuera,pero supongo que eso no importa.Si no vuelves a hacer esa ruta, que la harás,eos recuerdos seguirán ahí,y cada vez que las evoques volverás a esas calles.No recuerdo mucho de Vigo,pero sí que me dejó una agradable sensación,pensé que no me gustaría y lo encontré muy animado.

 
At 27 noviembre, 2006 13:38, Anonymous trizia said...

Bueno, ya sabes, nunca echas de menos las cosas hasta que no las tienes. Y es muy cierto eso que dices de que pasamos pagina demasiado rapido, bastante demasiado rapido, creo que a la velocidad que vivimos hoy en dia, por el camino se nos perdio el interes por disfrutar del momento.

Un besito.

LA FRASE DE HOY: "Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado"
(Friedrich Nietzsche)

 
At 27 noviembre, 2006 20:10, Anonymous CTV je je said...

Pues yo también estuve un tiempo conviviendo en Vigo, y la verdad es que deja recuerdos chulos, y otros...esos impresionantes atascos en los que la gente se te colaba por donde menos te lo esperabas, las innumerables cuestas y los garrafones del Arenal. Pero al final tiene cosas muy chulas, no es como La Coruña, pero también tiene su gracia. Y la gente a mi me trató muy bien. Los vigueses que conozco son buenos, muy buenos. Viva La Coruña!! Qué haríamos sin vosotros vigueses!!

 
At 28 noviembre, 2006 12:00, Blogger Ángel said...

He pasado buenísimos momentos en Vigo y alrededores. Algunas de las cosas más divertidas de mi vida, de hecho, que no paramos de recontar. Además, se come muy bien y a precios razonables, como en casi toda Galicia.

 
At 28 noviembre, 2006 20:18, Blogger Zar Polosco said...

Perdona por entrar sin pedir permiso. Te conozco del blog de Álex E. Sólo quería decirte que siempre es hermoso tener un hogar donde volver aunque sólo exista en tu memoria. Ahora me dirás que para decir esta cursilada me podía haber quedado en mi casa, y tal vez tengas razón, pero es que me ha gustado mucho tu forma de contar tus retornos a Vigo. Perdona la intromisión y gracias.

 
At 28 noviembre, 2006 22:14, Blogger Low Rita said...

@Zar
Nada de intromisión. Todos los comentarios son de agradecer, sobre todo si son agradables :-)
Esta es tu casa, así que vuelve cuando quieras!

 
At 28 noviembre, 2006 23:10, Blogger Jordi said...

Es cosa de la edad, créeme. Aunque no te mudes de ciudad estas cosas también pasan. A veces paso por delante de un bar del centro y recuerdo la última vez que entré y me digo: "joder, cómo pasa el tiempo".

 
At 29 noviembre, 2006 11:34, Blogger Álex E. said...

Bueno, si te tiraras todo el día pensando en lo bien que vivías en Vigo y qué pena no estar allí, eso querría decir que no estás contenta con tu vida actual. Ya ves que no es el caso.

Los recuerdos siempre permanecen, pero sólo salen a la luz cuando se los necesita. Además, si te diera un ataque de morriña bestial, sólo estás a dos horas de la cura :)

 
At 29 noviembre, 2006 12:09, Blogger Low Rita said...

@Alex
Ya.. está al lado. Pero lo curioso (de ahí el post) es que yo pensaba que era una desarraigada, y que no tenía nada de morriña... y me di cuenta que no. Sólo que está ahí, sin molestar... jeje

 
At 29 noviembre, 2006 15:23, Blogger Crepelino said...

Mi morriña se reduce únicamente al sitio en el que pueda comer bien y esté con un buen amigo para tomar una cerveza (quien dice una, dice diez).

Supongo que uno siente morriña de la ciudad en donde ha pasado mucho tiempo, porque la gente tiende a olvidar las cosas malas y se queda con las buenas...por eso uno recuerda "mira, ahí es donde estuvimos de fiesta los colegas hace x años", "ahí es donde conocí a Fulanita"...y nos olvidamos de "ahí es donde pisé una caca de perro", "ahí es donde el desgraciado del camarero me tangó 1.000 pelas" o "ahí es donde me hicieron el grafiti en el coche".

Uno siempre cree que las cosas pasadas siempre son mejores, y lo único que "son mejores" son los recuerdos que la memoria no desecha...si hasta los madrileños les entra morriña de los atascos por la mañana en la M-40.

Hay ciudades más bonitas que otras, eso sí, todo lo demás, cuentos chinos.

 
At 29 noviembre, 2006 15:40, Blogger Low Rita said...

@Crepelino
Muy bueno tu comentario... y muy cierto, coño!! Esta reflexión era digna de post...

 
At 29 noviembre, 2006 18:08, Blogger Paradox said...

Vaya, pensaba que tu vagancia era indefinida a la hora de escribir.
Me alegro de leerte nuevamente, y lo cierto, es que al leerte me has hecho reflexionar sobre las sensaciones y los recuerdos.
Que castigo hay peor que el olvido.

 
At 01 diciembre, 2006 18:01, Blogger Johnny Tastavins said...

Precioso. Valió la pena esperar, querida Low. Recuerdos, pasado, morriña, llámales como quieras. No pueden desaparecer. Nunca. No es que sean parte de tu vida. SON tu vida. Eres lo que sientes, lo que vives, donde vives.

Por supuesto el futuro es importante, pero quien olvida su pasado no es digno de él. Recuérdalo y disfrútalo con cariño.

Un placer volver a leerte.

 
At 12 diciembre, 2006 22:38, Anonymous Elena said...

A veces la nostalgia nos ataca.. pero eso es señal de que hemos tenido tiempos felices, no? Coincido con Crepelino en que solemos recordar lo bueno tan sólo, pero.. coño, mientras haya cosas buenas que recordar.. ¿para que recordar las malas? Digo yo...

Sé feliz en La Coruña como fuiste en Vigo... cuando seamos viajecitos, estaremos nostálgicos de todo... (o no)..

Un besazoooo

 
At 18 diciembre, 2006 03:04, Blogger Jose said...

Quieres a tu ciudad. A cada una de las calles, a cada uno de los rincones en los que has estado, porque cada uno de ellos te evoca un recuerdo diferente, te lleva a un momento determinado de tu vida. Hay recuerdos que forman parte de nosotros, que son tan personales que nunca nadie sabrá como los sentimos, que forman parte de la esencia de nuestro ser. Esos recuerdos no van a ningun lado, solo los tenemos nosotros, cada uno los suyos, y morirán con nosotros. No tienes morriña de Vigo simplemente porque sí, sino porque ahí has tenido tu vida. Todas y cada una de las cosas que has hecho, la gente que has conocido, cada una de las vivencias y experiencias que has tenido...Esos recuerdos son tu vida.

 
At 17 marzo, 2007 11:36, Blogger una said...

Fíjate, yo tampoco pensaba que la tuviese y, ahora, no veas si te entiendo. Hace tiempo que cambié una "ciudad con mar" por "ciudades con río" (hasta para eso soy adaptable) y, ahora, es una de esas con río la que echo de menos.
Pero, bueno, hasta que llegue (o vuelva a llegar) el momento, voy a saborear (o seguir saboreando) lo que tengo, que no es poco...
Un beso.

 
At 14 abril, 2007 00:39, Anonymous Anónimo said...

http://videosdeargentinas.blogspot.com
Entren ahy y veran los videos de las mas lindas de la Argentina...

 
At 09 mayo, 2007 12:45, Blogger Chapu said...

Hey low, vuelve, caray, que te echamos de menos....

 
At 03 abril, 2008 19:40, Blogger adam brown said...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

 

Publicar un comentario

<< Home